Publicado el

Consejos para Comprar Aceite de Oliva de Calidad

consejos para comprar aceite oliva

El aceite de oliva es mucho más que un ingrediente culinario; es un tesoro de la historia y la cultura mediterránea. En Pago Las Monjas, en colaboración con la Cooperativa Aceite Montoro, queremos asegurarnos de que el aceite de oliva virgen extra que llega a tu mesa sea de la más alta calidad y autenticidad. Por eso, hemos recopilado estos consejos para que puedas elegir el mejor aceite de oliva virgen extra para ti y tu familia. Toma nota de este artículo… donde te contamos los secretos para elegir el mejor aceite de oliva virgen extra.

El Único Ingrediente Esencial: Aceite de Oliva Virgen Extra

El verdadero aceite de oliva virgen extra (AOVE) es aquel que mantiene intactas todas las propiedades nutricionales y organolépticas del fruto del olivo. Se obtiene directamente de las aceitunas mediante procedimientos mecánicos y a una temperatura inferior a 27ºC, sin ningún tipo de aditivo ni tratamiento químico. Por eso, el único ingrediente que debe contener es “Aceite de Oliva Virgen Extra”.

Si en la etiqueta aparecen otros ingredientes, como aceites de oliva refinados, aceites de semillas, aromas o colorantes, se trata de un aceite de oliva de menor calidad o de un producto que no es aceite de oliva. Estos aceites suelen tener un precio más bajo, pero también un sabor más neutro, una menor duración y una menor cantidad de antioxidantes y vitaminas. Además, pueden contener sustancias nocivas para la salud, como disolventes, hexano o peróxidos.

Observa Bien y Fíjate en el Tipo de Extracción

La extracción en frío es esencial para preservar la calidad del AOVE. Este proceso garantiza un aceite limpio, transparente y repleto de aromas naturales y antioxidantes. Al elegir tu aceite, busca la indicación de “extracción en frío” en la etiqueta para asegurarte de que estás adquiriendo un producto de calidad superior.

Nivel de Acidez ¿Por Qué es Importante?

El nivel de acidez es otro parámetro que nos ayuda a determinar la calidad del aceite de oliva. Se refiere a la cantidad de ácidos grasos libres presentes en el aceite y se expresa en porcentaje de ácido oleico. Estos ácidos grasos se producen al descomponerse las moléculas de triglicéridos, lo que puede ocurrir por oxidación y exposición al aire.

Cuanto menor sea la acidez, mejor será la calidad del aceite, ya que indica que el aceite ha sufrido un deterioro o que las aceitunas empleadas para su elaboración estaban en mal estado o eran de variedades poco adecuadas.

Según la normativa vigente, el aceite de oliva virgen extra no puede superar el 0,8% de acidez, mientras que el aceite de oliva virgen no puede superar el 2%. Los aceites que superan estos límites se consideran lampantes y no son aptos para el consumo directo, sino que deben ser refinados o destinados a usos industriales. Por tanto, es recomendable elegir un aceite de oliva con una acidez lo más baja posible, ya que esto garantiza su frescura, su sabor y su valor nutricional.

El Envasado y su Almacenamiento son Claves para su Conservación

El envasado del aceite de oliva virgen extra es un factor clave para conservar su calidad y sabor. Opta por envases de vidrio oscuro o acero inoxidable, ya que protegen al aceite de la luz, el aire y las trazas metálicas. Además, elige envases de tamaño adecuado para un consumo fresco y mantenlos siempre cerrados y en un lugar fresco y oscuro.

Descubre nuestra amplia selección de Aceites de Oliva Virgen Extra en nuestra tienda online y lleva la calidad y el sabor del Mediterráneo a tu hogar con cada gota de Pago Las Monjas.